viernes, 27 de junio de 2008

El bus: la enciclopedia social

Me he dado cuenta de que si hay algo que enriquece mi conocimiento es nada más y nada menos que viajar en bus. No es sólo montarse, pagar y sentarse, es ver y oír todo lo que pasa en ese espacio tan pequeño lleno de personas que no se conocen, mientras estas inconscientemente dan a los demás rasgos de sí mismas.

Es ver cómo reacciona la gente cuando se monta alguien mal vestido, cómo le dan campo a ciertas personas y a otras no, cómo algunos intentan entablar conversaciones, lo cual suele convertirse en intentos fallidos, como muchos intentamos no estar allí, escuchando música y sumergiéndonos en nuestros pensamientos, algunos leen el periódico, otros estudian, unos ven por la ventana, otros duermen, algunos hablan por celular, mandan mensajes, etc...

¿Cuántos de quienes estamos allí realmente deseamos estar? Si lo juzgamos por las actitudes, casi nadie lo desea... El bus es un pequeño ejemplo de todo lo que ocurre fuera de él.

Es curioso ver cómo un espacio tan importante en nuestro día se vuelve sólo "camino" a pesar de las muchas cosas que se pueden observar en él. Haga el intento de ver las caras de las personas, los que no están dormidos ni observando algo en particular suelen ir tan concentrados en sí mismos que tienen gestos de estrés, tristeza, seriedad, mal humor, y bueno, algunos felicidad (cuando vamos de vuelta a la casa a algunos nos da risa acordarnos de todo lo que nos pasó en el día).

Yo no he conocido a nadie en un bus, pero conozco gente que sí lo ha hecho, y es interesante ver cómo en algunos casos llegan a crearse relaciones profundas entre ellos, y todo por atreverse a entrar en el mundo de otro que comparte el mismo espacio del "camino"...

No los estoy animando a ligarse a la gente en los buses, porque en la mayoría de los casos a la otra persona no le va a gustar, simplemente los invito a estar más abiertos a lo que la otra gente da de sí misma. Una vez un señor mayor se puso a hablarme en un bus, y créanme que me dijo las cosas más valiosas que escuché esa semana, así que les aconsejo no dejar pasar esas oportunidades de compartir el "camino" con gente que realmente tiene ganas de hacerlo.

4 comentarios:

nickyfc dijo...

Andar en bus es un bostezo xq uno va todo hacinado, y en mas de una ocasion va a la par de alguien que huele feo, o vas hiper cargado de cosas y te toca ir de pie de vuelta hasta cartago. Pero a veces, no ponerse el iPod te permite conocer gente super interesante.

Gustavo Arias Retana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Uro dijo...

Ta vacilona esa vision de lo q puede llegar a ser un bus...

saludos...

Nayuribe dijo...

Yo también he aprendido mucho en los buses, y más que para teatro necesito observar, como puse en mi entrada del blog